¿Por qué la maternidad subrogada es un derecho?

corazones

Porque hay un universo de personas que desean tener un hijo propio, y no pueden hacerlo por diversas causas.   Si bien, existen distintas estadísticas y porcentajes, según los países y fuentes consultadas, aproximadamente un 15% de las parejas heterosexuales sufren de infertilidad.

Parejas heteroparentales.

De ese estimado 15% de parejas heterosexuales, muchas de ellas pueden o podrían tener hijos e hijas mediante técnicas más comunes de reproducción asistida (de baja y alta complejidad como la FIV).  Pero una porción de dichas parejas tampoco lo logran con estos métodos, o lo tienen contraindicado.

Existen patologías que impiden lograr un embarazo (infertilidad sin causa aparente) y a pesar de recurrir a la Fecundación in Vitro, la mujer no logra quedar embarazada, y se desconoce la causa.    Sumado a ello, hay patologías femeninas que tornan imposible  lograr un embarazo propio por falta de útero, o de parte de él, o malformaciones en el mismo (sindrome de rokitansky, cancer de útero, etc).   Y por último, existen otras patologías (cardiopatías, insuficiencia renal, diabetes, insuficiencias hepáticas, etc), ajenas a la fertilidad, pero que tienen contraindicado un embarazo, porque pondrían en riesgo la vida de la madre.

En todos estos casos, la única técnica eficaz para lograr tener un hijo propio, es la maternidad subrogada.

Parejas homoparentales.

En cuanto a las parejas del mismo sexo, también se torna imprescindible este procedimiento, ante la imposibilidad de tener hijos naturalmente.  En algunos casos, las parejas de mujeres pueden lograr procrear, mediante inseminación o FIV de alguna de ellas.  Pero en los casos de parejas de varones, la la única técnica posible para lograr tener un hijo propio, es la maternidad subrogada.

Personas solteras.

Lo mismo sucede cuando se trata de varones solteros, que desean ejercer su derecho reproductivo a procrear.  No existe otro método.

Por eso, el acceso a la gestación por sustitución es un derecho.  Porque sin ella, se priva, arbitrariamente e ilegítimamente a todas las personas que se encuentran en esta situación, del derecho humano a procrear.

Por eso, cualquier medida o legislación contra la subrogación, será inconstitucional, por vulnerar derechos humanos reproductivos, reconocidos en tratados internacionales con jerarquía constitucional.

Y por eso, estamos a favor de la subrogación.

Nos leemos.

J.Pablo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s