Sé que te caigo mal…

Sé que te caigo mal...

¿Sabés por qué no me bancás? Porque te sentís amenazada. Porque no tolerás que ayudemos a las personas. Ni siquiera me conocés, pero me odiás. Ni siquiera me preguntaste por qué hago lo que hago, pero me criticás.
Cada vez que me acuerdo de vos, no me enojo, me alegro.
Sabés por qué? Porque si nadie me detesta, es porque estoy haciendo algo mal.
Besos.
J.Pablo